Muñecas rusas INICIO TIENDA MATRIOSKA HISTORIA CONTACTO
Código:    
Muñecas rusas

La historia de las muñecas rusas

La historia de la matrioska se remonta a finales del siglo XIX, aunque hay varias teorías sobre cómo surgió la matrioska. Una teoría afirma que todo empezó cuando un amable anciano japonés llevó una figurita de juguete a la juguetería de Mamontov, situada en Moscú. La figura de Fukurum, que se supone que aportaba felicidad, prosperidad y sabiduría, podía abrirse para revelar a sus cuatro pupilos, cada uno dentro del anterior. Se cree que este juguete japonés fue la inspiración de las mundialmente famosas matrioskas rusas que hoy conocemos y adoramos.

El artesano de la tienda, Vasiliy Zvyozdochkin, talló las figuras originales, mientras que el pintor Sergey Malyutin les dio vida como niños o niñas. Su legado perdura en la actualidad, ya que las muñecas tradicionales se siguen tallando en numerosos talleres artesanales y jugueterías de Rusia.

Además de su sencilla belleza y su elegancia atemporal, las muñecas rusas poseen algo ciertamente difícil de cuantificar o explicar. Se trata de cierto encanto mágico que hechiza el alma, y no puede atribuirse únicamente a sus vivos colores y motivos detallados.

Las matrioskas transmiten una sensación de paz y relax, que puede tener algo que ver con la energía positiva que las muñecas rusas desprenden allá donde van. Después de todo, las matrioskas siempre han transmitido un mensaje sencillo y eterno de amistad y amor, algo con lo que cualquiera se puede sentir identificado, sin importar de dónde provenga.

matriochka